LAS VEGAS

Después de uno de los peores viajes en avión de mi vida procedente de Londres, por fin llegamos a LAS VEGAS y quisimos olvidarlo cuanto antes, empezaba el disfrute!!!

 

IMG_20180522_152129 (FILEminimizer)

Tras los trámites de entrada en el país y tras coger las maletas salimos fuera de aeropuerto y dado que no conseguí Wifi fácilmente para UBER y como había leído que el aeropuerto está bastante cerca del centro decidimos coger un taxi. Se notaba calor pero para nada excesivo, corría bastante viento. Eran las 4 de la tarde hora local, 9 horas más, osea la 1 de la madrugada en España y nosotros sin dormir. Subimos al taxi y las primeras impresiones fueron buenas, infraestructuras bien cuidadas (algo a veces no muy habitual en EEUU), con poca vegetación junto a las carreteras salvo algunas palmeras pero todo muy limpio y cuidado, y tras unos 20 minutos y 26 dólares llegamos a nuestro hotel, el Treasure Island. Hicimos el checkin bastante rápido para lo que son estos hoteles. Ya nos habían cobrado por Booking unos días antes las dos noches, (nos costó 135$ la noche).

_DSC1177 (FILEminimizer)

Dudé mucho en coger un hotel de estos de los “enormes” u otra opción que evitaba tener que pagar los 30$ de “resort” que llaman ellos por noche por el tema de la piscina, ojo con esto que esta tasa no aparece por ejemplo en los precios de empresas de internet, como Booking.com por ejemplo. La otra opción era un hotel con habitaciones tipo apartamento llamado The Carriage House pero como era fin de semana (llegamos un sábado) la diferencia de precios no era mucho y me decanté por el Treasure Island, y fue un gran acierto.

Los precios entre semana de las habitaciones de los grandes hoteles bajan mucho con respecto al fin de semana. Decir del hotel Treasure Island que tiene nada menos que 2,884 habitaciones y que se abrió en 1993. Es uno de los de gama “media” diría yo, lejos de otros como el Bellagio, el Wynn o el Venetian por ejemplo, sin grandes lujos y quizás con algunas zonas que se han quedado algo antiguas, pero la verdad es que estuvimos muy agusto, la zona de la piscina está muy bien y la habitación no está mal, grande, limpia y con mi querida cama “king size”.

Si váis a este hotel, pedirles que os dén una habitación con vistas al Strip, yo solicité muy amablemente una habitación alta (nos dieron la planta 19), pero no el otro detalle y daba a la parte de atrás que también permitía ver una buena zona de la ciudad pero bueno, mejor hacia el Strip. Intentamos abrir la ventana pero… en Las Vegas no es posible, ¿quizás para evitar el “balconing” de alguno tras una jornada de excesos?

_DSC1117 (FILEminimizer)

Como me encantan los números y las estadísticas vamos con algunas que ciertamente son mareantes de esta ciudad… De los poco más de 5,000 habitantes que vivían en Las Vegas a principios de la década de los años treinta del siglo pasado, en el año 2017 eran más de 650,000, y un millón largo si contamos con toda su área metropolitana. Una cifra ciertamente ridícula si la comparamos con los cerca de 43 millones de turistas que la visitaron ese año, un 10% más que hace una década y gastaron nada menos que 35,500 millones de dólares. El gobierno recauda anualmente unos 1,400 millones de dólares en impuestos y hay más de 250,000 personas que trabajan en los hoteles, restaurantes, bares y casinos de la ciudad, cifras alucinantes de una ciudad que quién diría que está en medio del desierto del estado de Nevada, y donde no muy lejos se han hecho pruebas nucleares durante muchos años. Además es curioso que no hay temporada alta, todos los meses tienen una ocupación parecida, quizás en julio y agosto sea cuando más gente va, pero no por mucha diferencia con respecto al resto de meses.

En toda la ciudad se respira juego, y hasta en el último rincón (incluso en el aeropuerto) hay máquinas “tragaperras”, mesas de póker, ruletas, etc…

IMG_20180512_083112 (FILEminimizer)

Salimos del hotel sobre las 6 de la tarde. Una de las mayores ventajas del Treasure es que está muy bien situado, al lado del Wynn, el Venetian y el Mirage, en mitad del llamado Strip, el centro neurálgico de Las Vegas y donde se concentran la mayoría de los hoteles más famosos. Las primeras impresiones he de decir que fueron muy buenas.

_DSC1153 (FILEminimizer)

Los hoteles luchan por ofrecer el mayor reclamo para la captación de clientes. El famoso Circo del Sol tiene varios espectáculos, uno de ellos en nuestro hotel. Britney Spears actúa en Planet Hollywood, el grupo Boyz II Men en el Mirage, Celine Dion o Elton John en el Caesars Palace, Calvin Harris en el MGM y así mucho más.

Para ese primer día habíamos decidido conocer uno de los grandes, el Caesars Palace, que como sabéis tiene la temática del imperio romano. Un mastodonte inaugurado en 1966 pero reformado ya en 5 ocasiones que cuenta con 3,350 habitaciones.

_DSC1163 (FILEminimizer)

Entramos en el impresionante hall y recorrimos las galerías de tiendas para terminar tomando algo en uno de los bares del complejo.

Pero estábamos tan agotados, imaginar que la hora local era las 8 de la tarde pero para nosotros realmente es que como si fueran las 5 de la madrugada, que decidimos que hasta aquí habíamos llegado, volveríamos al hotel. Cuando salimos al exterior, Guau!! nos dimos de bruces con quizás el mayor atractivo de las Vegas, la ciudad de noche toda iluminada, nos encantó aunque nos pesaran hasta las pestañas :).

IMG_20180512_210852 (FILEminimizer)

Y aquí acabó nuestro primer día, a las 21h. local estábamos en la cama.

Día 2

Este segundo día iba a ser el único completo en la ciudad. En un primer momento teníamos pensado dormir 3 noches, pero por un tema que luego contaré dormiríamos en un primer momento sólo dos.

Al irnos a dormir tan pronto el día anterior, a las 6:30 de la mañana ya estábamos despiertos. Nos duchamos tranquilamente y bajamos a desayunar ya que abría a las 7, observando que a esas horas había bastante gente jugando en el casino ya. Llegamos a la zona del buffet con la intención de darnos un homenaje pero primera sorpresa, había una desayuno – brunch tipo buffet pero que costaba nada menos que 32$, pero teníamos tanta hambre que entramos. Estábamos casi solos y el buffet enorme, tenía muchísima variedad aunque echamos de menos como siempre algunas cosas como más tipos de pan, más fruta y como siempre en el viaje y yo que soy muy maniático con eso, zumos naturales por favor.

IMG_20180512_074152 (FILEminimizer)

Comimos cuanto pudimos ya que ni habíamos cenado el día anterior con el cansancio. Como era pronto y hasta las 9 no abrían la piscina, nos dimos una vuelta por el complejo, alucinando con lo grande que es, las diferentes zonas del casino, con rincones más privados y una enorme zona de pantallas para todo tipo de apuestas deportivas. Ahí encontramos un supermercado, bastante grande y variado que tenía prácticamente de todo.

Enseguida que fueron las 9, a la piscina!! creo que es el mejor plan para pasar las mañanas en esta ciudad.

IMG_20180512_093051 (FILEminimizer)

Nos encantó esta zona, que por la mañana estaba muy tranquila. Ahí estuvimos descansando 2 ó 3 horas, viendo como las camareras (todas cortadas por el mismo rasero, imaginaros) iban y venían cargadas ya de bebidas para los bañistas, puro consumismo…

Nos cambiamos de ropa y salimos a dar una vuelta. Hacía sol pero no hacía excesivo calor, casualidad porque de todos es sabido las temperaturas que se pueden alcanzar en Las Vegas, donde en verano se rebasan fácilmente los 40 grados. En junio de 2017 llegaron a los 117º Farenheit (nada menos que 47 grados celsius!!!). Por ello también, los hoteles principales están conectados. Nada más salir del nuestro hay que cruzar la carretera y pasar sí o sí por otro de los más famosos, el Venetian – Palazzo, como os podéis imaginar, espectacular.

_DSC1157 (FILEminimizer)

Decidimos no entrar más de la parte del pasadizo porque ya habíamos visto su hotel gemelo en Macao así que decidimos continuar. Pasamos junto al Harrah’s, Flamingo y por fin entramos en el hotel Paris, que es una muy buena réplica de los monumentos más famosos parisinos. La verdad es que me sorprendió de las Vegas lo bien conservado que están los edificios de todos estos hoteles, parecen recién reformados. Entramos en el Paris con la intención de comer en su buffet, que  había leído que tenía un buen precio. Dimos una vuelta por el casino que al final es más de lo mismo pero nos gustó mucho la ambientación.

_DSC1170 (FILEminimizer)

Decir que para las comidas en Las Vegas habíamos pensado coger la tarjeta Buffet Pass “Total Rewards” que permite en un grupo de hoteles (Paris, Flamingo, Planet Hollywood, etc) comer durante un período de 24 horas. Lo que se suele hacer es cenar, desayunar, comer y luego cenar antes de la hora del día anterior, el precio es de 59.99$ (+ impuestos) entre semana y 74.99$ en fin de semana. Pero al no cenar el día anterior ya no nos compensaba, pero desde luego lo recomiendo, ahorraréis dinero, sobre todo de lunes a viernes.

Después de unos 15 minutos de cola entramos en el buffet, 30.99$ pagaríamos con bebidas y cafés incluídos. El servicio fue muy bueno y el sitio de verdad que muy bonito, ambientado en la ciudad parisina, pero la comida del buffet no nos convenció, bastante low cost y sin platos de esos que “comes con la vista”. Nos alimentamos de ensaladas y de algunas carnes y como siempre yo los helados de postre.

_DSC1172 (FILEminimizer)

Después de comer volvimos al hotel porque teníamos que coger el coche de alquiler a las 15h. Lo contraté desde España en la página www.rentalcars.com y teníamos la ventaja de recogerlo en el propio hotel con la compañía Dollar. Había pagado 356$ por 10 días un coche tipo SUV, una mezcla entre turismo y todoterreno. Como el tema de los seguros me da bastante respeto, sobre todo tras lo acontecido en Islandia, y dado que el alquiler sólo incluía el básico de cobertura parcial por colisión (CDW) y en caso de robo, finalmente no me quise complicar y contraté una especie de seguro a todo riesgo, asistencia en carretera incluída. La verdad es que esto de los seguros en los coches de alquiler en EEUU es un lío monumental y por más que me he informado no es fácil de entender, así que por unos 90$ más tenía un todo riesgo y en total por tanto pagamos unos 446$ por los 10 días, que tampoco me parece caro. El coche que nos dieron fue un Nissan Rogue, un modelo que no he visto en España pero muy nuevo, del 2018 y con sólo 12,000 millas. A la postre resultaría un gran acierto. El coche lo dejamos en el parking, que según nos dijeron sólo este y otro, tienen parking gratuito de todos los casinos del área metropolitana, ojo con esto.

Tras las gestiones subimos a la habitación y bajamos de nuevo a la piscina, y alucinamos con como estaba a esa hora de gente, con un DJ pinchando música, así que si queréis diversión, en este hotel lo tenéis.

IMG_20180512_154534 (FILEminimizer)

Sobre las 18h salimos del hotel y fuimos hacia el norte a ver uno de los más lujosos, el fantástico Wynn. Un pequeño inciso para hablar de los hoteles de las Vegas, decir que de los 10 más grandes del mundo por número de habitaciones, 5 están en las Vegas y 11 de la “ciudad del pecado” se encuentran entre los 20 primeros. El más grande del mundo está en Malasia con 7,351 habitaciones y el segundo es el Venetian con 7,110, cifras impresionantes.

Esa tarde íbamos a ir a ver otro IMPRESCINDIBLE de la ciudad, la Fremont Experience y que obviamente recomiendo. Como queríamos ir cerca del atardecer para ver la zona ya de noche, decidimos entrar en el complejo de hotel y casino “Wynn – Encore” con 2,716 habitaciones el Wynn y 2,034 el Encore, casi nada.

_DSC1179 (FILEminimizer)

Entramos en la galería denominada la Esplanade, con las mejores marcas ahí representadas, lujo en estado puro.

_DSC1183 (FILEminimizer)

Después de la galería de entrada llegamos quizás al lugar hecho para impresionar a los turistas, justo después de la recepción del hotel (nada comparable con la del nuestro por cierto, este 100% de mármol) nos encontramos con unas figuras hechas con flores que desde luego servían de un buen reclamo y no podía evitar ser el objetivo de fotos y más fotos. La verdad es que el sitio es digno de ver.

_DSC1185 (FILEminimizer)

Salimos del hotel y cruzamos la calle para ir al Centro Comercial “Fashion Show” donde por cierto había un Zara enorme. Decidimos tomar algo tranquilamente, pagamos por una Pepsi y una cerveza Corona 16$ en un establecimiento llamado Sugar Factory American, otro “sablazo” para la colección.

_DSC1178 (FILEminimizer)

Sobre las 19h decidimos ir ya hacia la calle Fremont, para ello cogimos el autobús SDX que pagando 8$ es posible utilizarlo durante 24 horas y es más rápido que la otra línea denominada The Deuce. El ticket se compra en unas máquinas expendedoras que hay junto a las paradas. Informaros en la web de dónde están situadas, nosotros lo cogimos frente al Wynn. Nuestro destino se encontraba a unos 8 kilómetros al noreste del Strip y en poco más de media hora estábamos en la famosa calle.

Crear lo que llaman la Experiencia de la Calle Fremont fue una decisión de varios hoteles y casinos cercanos para reactivar el turismo en la zona vieja de Las Vegas. La primera exhibición fue en 1995, más tarde se instaló el escenario y el sistema de sonido. A mediados de 2004 se comenzó la ampliación para dar lugar a lo que hoy se puede encontrar allí. Si llegas de día para mí no tiene mucho interés, ya que tanto el ambiente, como los comercios (bastante normalitos y 100% para los turistas) no ofrecen nada nuevo. Pero cuando se va el sol y se encienden las luces, la cosa cambia…

IMG_20180512_195138 (FILEminimizer)

Aquí os dejo un pequeño vídeo para que os hagáis una idea de la animación de la calle.

Actualmente, la pantalla situada en la bóveda tiene más de 12 millones de bombillas led y 220 altavoces. En esta pantalla se representan por las noches diversas escenas que evocan a Las Vegas. A partir de la puesta de sol comienza el espectáculo de luces, que la verdad, es por supuesto digno de ver. No pongo vídeos, mejor que lo podáis vivir en directo, totalmente IMPRESCINDIBLE.

_DSC1202 (FILEminimizer)

Sobre las 22h ya decidimos volver al hotel así que cogimos el autobús de vuelta. Por el camino alucinamos con la cantidad de iglesias que vimos para casarse, la famosa boda con la temática de Elvis. Paramos junto a nuestro hotel y nos acercamos a ver uno de los espectáculos míticos y gratuitos del Strip, el Volcán del Mirage, pero lamentablemente avisaron que por algún problema no iba a tener lugar así que como estábamos muy cansados y por no buscar un sitio para cenar, decidimos comer unas porciones de pizza en el hotel por unos 25$ en total y subir a descansar. Al día siguiente comenzaba nuestro viaje por los Parques Naturales!!!!

Día 3.

Nos levantamos sobre las 8 y tras la ducha bajamos a desayunar. Este tercer día ya dejaríamos Las Vegas (pero no por mucho tiempo).

Para no pagar los 32$ del día anterior decidimos desayunar en el restaurante junto a la piscina donde podíamos pedir lo que quisiéramos y pensábamos que nos saldría más barato, qué ingenuos. Pedimos la carta y de nuevo precios altos, muy altos, pedimos un plato con tostadas, huevos y bacon, la cuenta fueron 49$, buff, el zumito natural 5$ no está mal. Teníamos tantas ganas de piscina que entramos y estuvimos una hora. Hicimos el checkout y fuimos al supermercado del hotel a comprar varias cosas. Muy importante, una nevera de corcho, no sabéis la utilidad que nos dió, también hielo para mantener la comida que metíamos y que nos venía a durar unos 2 / 3 días, y luego embutido, pan de sandwich, fruta, etc. Fuimos al parking a por el coche e iniciamos la marcha con mucha prudencia hasta cogerle un poco el “tranquillo”, sobre todo porque como supongo sabréis casi todos los vehículos en USA tienen cambio automático.

Antes de comenzar nuestra ruta no podíamos dejar de hacernos la foto con el famoso cartel luminoso de Las Vegas, pusimos el GPS y para allí que nos fuimos. Era domingo, sobre las 11 de la mañana y recorrimos toda Las Vegas Boulevard hasta llegar al cartel. Es curioso que dado que se encuentra en la mediana que separa los carriles de los dos sentidos, el pequeño aparcamiento que tiene está en el medio y no en un lateral como pensaríamos que es lo más normal, eso hace que sea un poco peligroso entra en él, de hecho cuando nos dimos cuenta estábamos en el último carril de la derecha buscando un sitio para dejar el coche y tuvimos que casi dar un volantazo hacia la izquierda que casi me lleva por delante un deportivo.

Como imaginábamos el parking estaba lleno pero de milagro vimos un coche que salía y conseguimos ocupar su lugar. Nos acercamos y vimos una cola de por lo menos 25 personas, buff, qué pereza, y un “organizador” de las fotos esperando la propina. Al final decidimos ponernos en un lateral y hacer la foto sin esperar cola, quizás no quedó centrada, pero nos ahorramos unos buenos minutos de espera.

_DSC1211 (FILEminimizer)

Decir que el icónico cartel, fue creado en 1959 por la diseñadora Betty Willis, autora de otros famosos letreros de neón de Las Vegas y que como curiosidad su diseño no fue registrado, por lo que nunca cobró derechos de autor. Es por ello también que se pueden ver reproducciones del letrero en miles de souvenirs y ahora hasta en las placas de los automóviles registrados en Nevada.

Después de conocer el famoso cartel, ya pusimos rumbo hacia el noreste para ir a nuestro próximo destino, Zion National Park.

Antes de continuar permitirme daros un consejo importante y que de nuevo, como en Grecia nos funcionó perfectamente y es que NO necesitáis coger el coche con GPS ya que tenéis el maravilloso (al menos para mí) Google Maps. Antes de venir a USA os váis descargando todos los mapas de las zonas por las que pasaréis y luego una vez allí váis a la opción de mapas sin conexión y ya tendréis GPS sin la necesidad de tener datos, osea, gratis 100%. A nosotros nos fue de maravilla, ni una sóla vez en 10 días nos hizo equivocarnos, ah, y recordar llevaros cargador de móvil para el coche y soporte para el mismo (este se nos olvidó).

Después de dejar Las Vegas como ya he comentado volveríamos otra vez unos cuantos días más adelante…

Día 12.

Y os preguntaréis, ¿otra vez a las Vegas? ¿por qué? pues por culpa de una canadiense que canta como los ángeles y que a Magaly le hacía mucha ilusión escuchar en directo, Celine Dion.

Tras subir por la costa californiana y visitar la zona del Big Sur, en el día 12 de nuestro viaje iríamos al aeropuerto de San Francisco desde nuestro hotel del día anterior cerca de la ciudad de Monterey para coger un vuelo a las 13:40 hacia Las Vegas.

El vuelo que compramos fue con la compañía Alaska Airlines por los que pagamos 120$ cada uno. Comimos algo en el aeropuerto y aterrizamos en Las Vegas por segunda vez en nuestro viaje. En esta ocasión decidí reservar no en el hotel de la primera vez si no en el otro con el que había dudado, The Carriage House, ya que esta vez apenas estaríamos en el hotel, nos salía más barato que otros y tenía buenas críticas.

De nuevo cogimos un taxi al salir del aeropuerto y nos llevó un maleducado que nos cobró 20$ y de muy malas maneras nos pedía propina, por supuesto le dijimos que no. Tras esta mala experiencia decidí que era el último taxi que cogeríamos, a partir de entonces todos los desplazamientos los haríamos con la aplicación Uber.

IMG_20180522_161633 (FILEminimizer)

Las habitaciones eran tipo apartamento con cocina incluida, muy grandes y la verdad que estaba genial. Esa noche al ser entre semana (era martes) nos costó sólo 84$ (sin desayuno). Este hotel tiene la ventaja de que no se paga la famosa tarifa “resort” de unos 30$ que se paga en los grandes hoteles y además está muy bien situado, junto al Strip al lado del Planet Hollywood.

IMG_20180522_154347 (FILEminimizer)

No sé si ya comenté que como otros artistas, Celine Dion tiene un espectáculo permanente en Las Vegas, en el hotel Caesars Palace, pero las fechas de sus conciertos para el mes de mayo no nos coincidía con los días que íbamos a estar en la ciudad y ya teníamos todo cogido. Así que tras darle vueltas, tuve que rehacer el planing del viaje para que volviéramos a la ciudad de Nevada y poder verla, quitándole un día de estancia a San Francisco. Compramos las entradas unos 4 meses antes, nada más que salieron a la venta y como supondréis no son nada baratas, pagamos por ellas 160$ cada uno, pero bueno, era una vez en la vida.

El concierto empezaba a las 19:30, y eran sobre las 16h así que teníamos tiempo para ver antes un hotel al que no habíamos entrado en nuestra primera etapa y que nos apetecía mucho visitar, el Bellagio, uno de los hoteles top de la ciudad. En unos 15 minutos caminando ya estábamos en él. Como nos alegramos de estar de vuelta en Las Vegas!!.

IMG_20180522_183150 (FILEminimizer)

El Bellagio es un enorme hotel de 3,933 habitaciones incluyendo 512 suites, repartidas en dos edificios de 36 y 33 plantas. Uno de sus atracciones más notables es el lago artificial justo delante de 32,375 m², y que contiene una inmensa fuente bailarina sincronizada por música.

IMG_20180522_183257 (FILEminimizer)

Entramos por la puerta, estaba lleno de gente y turistas y vimos que aquello era otro nivel, ya el hall de entrada y sobre todo el jardín denotaba mucho lujo como el del Wynn.

Salimos a la parte de las piscinas, y hablo en plural, ya que tiene 5. Eso sí el ambiente nos dió la impresión de que era más tranquilo y la clientela más veterana que en otros hoteles, por ejemplo The Treasure Island.

IMG_20180522_175143 (FILEminimizer)

Seguimos dando vueltas por el hotel, era enorme, 20 restaurantes, 11,000 metros cuadrados de casino, más de 2,300 máquinas “tragaperras”… Un momento gracioso, decidí ir al baño público y esto fue lo que me encontré, ¿como serán los baños de las suites? impresionado me quedé.

IMG_20180522_175827 (FILEminimizer)

Vimos una cafetería así que decidimos merendar algo, pedimos dos cafés y dos croissants, 19$ pagamos y botella de agua 5,4$  y nos sentamos a descansar un poco.

Luego Magaly se propuso buscar la tienda de ropa de Sarah Jessica Parker (SJP) que sabía que estaba en el hotel, y al final la encontramos :).

IMG_20180522_173742 (FILEminimizer)

Entramos y la que atendía la tienda era una colombiana de lo más amable y simpática. Magaly se enamoró del vestido que había en el escaparate y finalmente se lo probó y nos lo llevamos, porque ella lo vale, claro que sí. La chica nos dijo que la tienda iba muy bien, en un par de meses había vendido los 4,000 pares de zapatos que le habían enviado y los 100 vestidos como el de Magaly! guau!! Además compramos un detallito para nuestra amiga Inma, una fan también, jeje.

Salimos ya a la calle porque la hora del concierto se acercaba y fuimos ya al Coliseo del Caesars Palace, un auditorio donde han actuado muchas de las estrellas más importantes del mundo.

A pesar de haber tenido que hacer este viaje extra a Las Vegas por el tema de las fechas la verdad es que tuvimos suerte porque un par de meses antes de nuestro viaje, la artista canadiense tuvo que ser operada por una afección en uno de sus oídos por lo que tuvo que suspender todos sus conciertos, y ¿cuándo era la fecha de su reaparición? pues el 22 de mayo, el día que teníamos nosotros las entradas, así que uff! por poco.

Había mucha gente ya entrando, unos vestidos con las mejores galas y otros en bermudas. Yo sólo para este día cargué con unos vaqueros todo el viaje pero vamos, que podía haber entrado en pantalones cortos y sandalias, jeje.

IMG_20180522_191433 (FILEminimizer)

Entramos y el Colosseum por dentro nos impresionó, tiene capacidad para 4,300 espectadores y costó nada menos que 95 millones de dólares.

IMG_20180522_193937 (FILEminimizer)

No estábamos mal situados para el precio que pagamos, hay que tener en cuenta que los de la parte más cercana al escenario habían pagado por encima de los 500$.

El comienzo fue muy emotivo porque cuando apareció en el escenario la gente se puso en pie y ella se emocionó, seguramente por su reciente problema de salud. Luego comenzó con la primera canción con una puesta escena impresionante. No soy yo fan 100% de la canadiense pero tengo que decir que el espectáculo fue una pasada. Su voz y la puesta en escena fueron increíbles. Aquí un trozo de la fantástica Because you loved me.

Es verdad que ya había oído que tenía bastantes conversaciones con el público y que a nosotros, que había muchas cosas que no entendíamos bien, se nos hizo un poco largo a veces, porque vaya como le gusta hablar y la de chistes que soltaba.

IMG_20180522_195452 (FILEminimizer)

Fue alternando canciones antiguas con más modernas, más conocidas con menos, salió con más cantantes en el escenario y terminó con la inolvidable canción de Titanic My Heart Will Go On de nuevo con una escenografía impresionante, ¿sabíais que esta canción al comienzo no le gustaba nada y que se negaba a cantarla?. El concierto duró una hora y media y la verdad que se hizo corto.

Salimos fuera y justo nos coincidió para ver el espectáculo de las fuentes del Bellagio, que de noche, lucen mucho más, un imprescindible aunque sea muy turístico y muy breve.

No nos apetecía complicarnos para buscar un restaurante ni gastar mucho así que fuimos a un McDonald’s y comimos un par de menús por 20$. Ya de ahí volvimos al hotel sobre las 11 de la noche ya que debíamos madrugar al día siguiente para tomar nuestro avión de regreso a San Francisco.

Día 13

Añado este día para que veáis un interesante vídeo que hicimos desde el avión y que muestra la ciudad del juego desde el aire. Ahí podéis ver la zona donde se concentran los principales hoteles de la ciudad, The Strip.

Ir a la siguiente entrada: ZION NATIONAL PARK

Volver a la PÁGINA PRINCIPAL DEL VIAJE

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s